Ir arriba

100% elaborados con nuestros propios Olivos Bicentenarios.

Aceites de oliva virgen extra

Estamos orgullosos de la excelente calidad y sabor del aceite de oliva virgen extra obtenido de los olivos bicentenarios de la finca de Jaén “Los Cortijillos”.

Los cortijillos es una finca que se ubica en zona de alta montaña en Jaén a 972 metros sobre el nivel del mar. La pluviometría es característica de cultivos de secano. La finca posee las características geoclimáticas perfectas y singulares para obtener la máxima calidad del cultivo de olivos de la variedad Picual, olivos muy característicos de la zona de Jaén.

La finca pertenece a la familia de Castro. Iberian Quality Foods S.L., con nombre comercial “Lidaria”, trabaja los olivos bicentenarios heredados de su familia desde el siglo XIX, plantados según el sistema de cultivo romano.

Los olivos bicentenarios datan su origen a inicios del siglo XVIII, plantados según el sistema de cultivo que se heredó de los romanos. La zona sombría permite una recolección tardía que asegura una materia prima con sabor y aroma intenso, creando un aceite de oliva virgen extra único y genuino.

Siglos atrás, los romanos ya elaboraban aceite de oliva en la zona de la provincia de Jaén. La técnica de recogida, uniendo tradición con innovación en maquinaria, permite conseguir el fruto en su punto álgido de maduración donde se denotan destellos de sabor y propiedades antioxidantes, particularidades únicas de un olivo picual de alta montaña y bicentenario.

Variedades de olivos Picual, Arbequina, Hojiblanca y Cornicabra

La Denominación de Origen de Jaén avala un aceite de alta calidad que representa, una provincia de las mayores productoras de aceite de oliva del mundo, y que destaca por su gran calidad.

Contamos con un aceite de oliva virgen extra de las variedades Picual, Hojiblanca, Cornicabra y Arbequina, que tiene un sabor más suave para que nuestro consumidor pueda apreciar las diferencias y sea conocedor de que existen aceites de oliva virgen extra (AOVE) que varían su sabor e intensidad según la variedad de la aceituna con la que se producen.

Nuestros aceites ofrecen una nota de cata de sabor extraordinario, rico en matices herbáceos y madera fresca, afrutados con toques a almendras, tomates, plátanos y manzanas verdes, con un amargor delicado, así como altos contenidos de polifenoles, ácido oleico y vitamina E.

El aceite de oliva virgen extra de la variedad Picual es la más antigua y representativa de la provincia de Jaén.  Es la más abundante tanto en España como en el mundo, existiendo unas 900.000 hectáreas de producción,  principalmente en Jaén, Granada y Córdoba, aunque se ha extendido a otras zonas de Castilla La Mancha. El nombre procede de la forma de pico que presenta la aceituna.

La variedad de olivo Picual mantiene las propiedades del sabor y aroma intactos de manera estable durante un mayor tiempo y es la que más antioxidantes posee en sus aceitunas. Esta calidad se ve acentuada al ser olivos bicentenarios criados en la zona idílica de alta montaña, dando como resultado una alta concentración de polifenoles.

Se caracterizan por un sabor afrutado, de gran personalidad, fragante con notas positivas de picante, astringente y amargo. Sus descriptores específicos son el aroma verde con sabor a madera fresca, higuera, tomate y con toques de almendra, manzana, plátano entre otros.

Su aceite es muy apreciado por la alta estabilidad (resistencia a la oxidación), resistiendo altas temperaturas al cocinar e idóneo para conservar alimentos crudos o cocinados.

Variedad característica de Cataluña (Lérida y Tarragona) y del alto Aragón, aunque su cultivo es actualmente muy extendido en todo el país. El nombre procede de la localidad leridana de Arbeca.

Las aceitunas procedentes de la variedad Arbequina tienen un sabor dulce a la vez que suave, con un toque ligero de picante como característica principal. Su fluidez y extraordinaria fragancia son puntos claves para su gran expansión comercial.

El aceite que produce es fluido, dulce y apenas se perciben sabores picantes o amargos. Presenta un aroma frutado de aceituna, plátano, manzana y almendra.

 

La variedad de olivo hojiblanca es típico de la zona de Andalucía, extendiéndose por Córdoba, Málaga, Sevilla y Granada. Se caracteriza por una tonalidad blanca del envés de sus hojas, de ahí el origen de su nombre.

La aceituna de la variedad hojiblanca es redondeada y de un calibre medio-alto en comparación a variedades como la picual o arbequina. Esta razón la convierte en una variedad excelente para la elaboración de aceite de oliva, además de utilizarse como aceituna de mesa.

El aceite hojiblanco generalmente es de color verde dorado, aunque dependerá del estado de maduración del fruto en el momento de la molienda. Cuanto más verde sea la aceituna, más verde será el aceite. Se caracteriza por un sabor y aroma a hierba recién cortada, plantas aromáticas y alcachofa. Es dulce, con un ligero toque amargo y un picor final.

La aceituna Cornicabra es la segunda variedad española con mayor superficie cultivada, principalmente en las provincias de Ciudad Real, Madrid y Toledo, aunque también se cultiva en provincias como Cáceres y Badajoz. El nombre hace referencia a la forma curvada del fruto que recuerda a la forma del cuerno de las cabras.

La variedad de aceitunas Cornicabra se caracterizan por un suave picor y aroma ligeramente afrutado que adquiere tintes exóticos al tratarse de una cosecha tardía. Va apareciendo un sabor característico a aguacate que endulza suavemente nuestros AOVE. Son muy aromáticos y puede apreciarse otras frutas como la manzana.

El proceso de obtención

Aceite de oliva virgen extra

Nuestro aceite de oliva virgen extra español se elabora con aceitunas procedentes de la explotación de la familia Castro, de la finca “Los Cortijillos”, cuyos olivos son bicentenarios y plantados según el tradicional sistema del cultivo romano.

Las olivas son procesadas, únicamente, mediante sistemas de prensado mecánico con los que se obtiene el zumo de aceituna más puro, es decir, el aceite de oliva virgen extra.Una vez tenemos el aceite se embotella cuidadosamente, etiqueta y se envía a nuestros consumidores.

El proceso de extracción de aceite combina procedimientos de elaboración heredados de la tradición romana con las nuevas tecnologías, con un sistema de prensado en frío y diferentes filtrados. La recolección es realizada de manera manual según el sistema tradicional de vareo para mantener intactas las propiedades de las olivas y obtener un aceite de oliva virgen extra (AOVE) único y exclusivo.

Variedades naturales, producción tradicional y sostenibilidad se unen a la pasión, armonía y tranquilidad de ofrecer productos de alta calidad con sabor inimitable.


}